Blog

Surrobaby Gestacion subrogada

Almacenamiento y conservación de la leche humana

02/03/2018

¿Dónde puedo y no puedo almacenar la leche de la gestante?

Cuando se extrae la leche, esta se debe almacenar en recipientes aptos o diseñados para ello. Todos los recipientes de plástico deben ser libres de BPA (bisfenol A) y también pueden utilizarse recipientes de vidrio esterilizados con tapas plásticas.

El bisfenol A es un compuesto orgánico muy común en los plásticos que interfiere con los procesos fisiológicos del cuerpo humano y el equilibrio normal de las hormonas, es un disruptor endocrino.

Los más vulnerables son nuestros pequeños durante la vida intrauterina y al nacer. Es por esto que debemos tener mucho cuidado y verificar que los utensilios que utilizamos con nuestros bebés sean libres de BPA. No se deben usar frascos de vidrio con tapas metálicas o botellas de plástico que no estén diseñadas para almacenar la leche.

Estas recomendaciones están basadas en bebés nacidos a término y bebés sanos, en papás  que almacenan la leche en casa y que previamente cumplen con las condiciones de higiene respecto al adecuado lavado y manejo de los materiales de almacenamiento.

Recipientes ideales para almacenar la leche humana:

Botellas de plástico con su tapa de rosca que provienen en los kits del sacaleches.

Bolsas de plástico especiales, estériles y no reutilizables.

Botellas de vidrio recolectoras de leche con tapa de plástico.

Frascos de vidrio comunes con tapa rosca de plástico.

 

Recomendaciones previas al almacenamiento de la leche: Limpieza, esterilización y secado de los materiales.

Las bolsas recolectoras de leche humana son especializadas para dicho uso y solo se venden en sitios autorizados. Son de uso ÚNICO y ya vienen estériles.

Por esto NO deben lavarse, ni esterilizarse, ni ser reutilizadas. Después de abiertas deben emplearse para su fin y desecharse inmediatamente.

Las botellas de plástico, las botellas de vidrio y los frascos de vidrio comunes deben tener tapas de plástico y ser libres de BPA.

Todos los recipientes deben lavarse previamente con agua caliente y jabón, excepto las bolsas de plástico.

Luego esterilizar. Hay varias maneras para hacerlo y solo se escoge una:

Dejar los recientes en agua caliente y jabonosa por algunos minutos.

Hervir agua en olla limpia: Colocar los recipientes en agua hervida por 5 minutos.

Tratar de tener una olla que solo se utilice para dicho empleo.

Esterilizador al vapor: son aparatos que están en el mercado diseñados para dicha función.

Secar al aire o con una toalla de papel de cocina.

 

Recomendaciones para la conservación

Si la leche recién extraída se va a consumir a las pocas horas o días, se puede dejar hacia el fondo de la nevera.

Nunca dejar la leche en la puerta de la nevera porque es propensa a sufrir cambios de temperatura afectando su calidad.

Dejar un espacio de aire en el recipiente para permitir la expansión normal que genera la congelación.

La leche que se va a congelar debe ser previamente rotulada al menos con fecha y volumen.

Si por algún motivo una leche extraída se queda en la nevera y el bebé NO la ha probado, se puede congelar y marcar con la información de cuántas horas o días estuvo en la nevera.

Si la leche recién extraída no se va a utilizar en las próximas horas se debe almacenar y guardar de inmediato en el congelador para su mejor conservación.

Entre más rápido se congele una leche recién extraída se evita la acción de las lipasas que cambian el sabor de la leche.

En caso de que sea una leche transportada puede permanecer en refrigeración en la nevera portátil unas 8 horas hasta almacenarla y guardarla en el congelador.

Tener en cuenta el tiempo de conservación ya que la calidad del sabor disminuye entre más tiempo esté guardada, en especial en el refrigerador.

Para un recién nacido o de pocos meses es recomendable guardar pequeñas cantidades de leche (50 – 100 cc; 1.5 – 3.5 onzas) para asegurar que sea consumida y no dejar desperdicios.

Si vas a mezclar dos o más leches para congelarlas se puede hacer siempre y cuando estén a la misma temperatura, y que sean leches nuevas sin probar.

Para bebés mayores se puede guardar mayor cantidad de leche.

Si el bebé deja sobrante se debe desechar, aunque si tuvo buenas condiciones de almacenamiento puede durar máximo 2 horas para su próximo consumo.

 

Recomendaciones generales: 

·         Lavarse las manos antes manipular la leche.

·         Usar recipientes bien lavados (agua caliente y jabón) y aclarados para almacenar la leche. O lavarlos en el lavaplatos.

·         Usar leche fresca (no congelada) siempre que sea posible.

·         Congelar lo antes posible la leche que seguro no se vaya a usar antes de tres días.

·         Si por cualquier razón no se puede o no interesa congelar la leche inmediatamente después de extraerla, guardarla lo antes posible en una nevera, hasta usarla o congelarla.

·         Guardar la leche  en pequeñas cantidades (50 – 100 cc) para poder descongelar solo la que el niño vaya a tomar inmediatamente.

·         Etiquetar los recipientes de leche congelada con la fecha.

·         Descongelar siempre la leche más antigua.

·         Una vez descongelada la leche, removerla bien. Puede mezclarse para una misma toma leche extraída en distintas fechas.

Recomendaciones sobre descongelación 

·         Siempre que sea posible, calentar la leche directamente tras sacarla del congelador.

·         En caso contrario mantener la cadena de frío hasta poder calentarla.

Lo que SI puede hacerse

·         Calentar agua en un cazo y, ya fuera del fuego, introducir dentro el envase de leche extraída hasta que alcance la temperatura deseada.

·         Calentar al microondas (*) y después remover bien la leche para que su temperatura sea uniforme.

Lo que NO debe hacerse

·         Calentar al baño maría (introduciendo la leche fría o congelada en un recipiente con agua fría y calentándolo todo en el fuego).

·         Calentar la leche directamente en el fuego.

·         Descongelar la leche al microondas.

 

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información

SurroBaby es colaborador oficial de la ILP para la Legalización y Regulación de la Gestación Subrogada en España.
(para más información haz click en la imagen)

Subrogacion embarazo España

En Surrobaby nos dedicamos a ofrecerle todo lo que necesite en la gestación subrogada además de servir como apoyo a los futuros padres durante la gestación del bebé. Ofrecemos a las familias el asesoramiento necesario durante el proceso desde el principio hasta el final.